pixel de facebook para código ...

Cómo lavar tu carro sin dañar la pintura en el intento

¿Cómo lavar tu carro sin dañar la pintura en el intento?

Creo que estarás de acuerdo conmigo: ¡La mejor forma de aprender es empezar por lo básico!

Ya que de verdad quiero que aprendas cómo cuidar tu hermoso carro, vamos a empezar con lo más básico sobre no dañar tu pintura cuando la lavas.

Car Getting Washed with Mitt 750x417 1

¿Y cómo se logra eso exactamente? ¡Qué bueno que preguntas!

El concepto fundamental que necesitas entender es que tocar tu pintura con algo que sea remotamente abrasivo (rugoso, no liso, no suave, etc…) la daña. Tocar tu pintura con cualquier cosa no abrasiva (suave, lisa) mientras que tiene tierra y mugre encima, la daña.

La forma correcta de limpiar un carro es usar los medios menos abrasivos para limpiarla y no repartir la suciedad que ya tiene.

Lo mínimo indispensable

car wash supplies

  • Una fuente de agua a presión (una llave, grifo, etc..)
  • Una manguera decente con una boquilla
  • Shampoo automotriz (NO USES JABÓN DE TRASTES)
  • Dos cubetas (cualquier cubeta barata de 3-5 galones de la ferretería sirve)
  • Dos GritGuards (entérate de porqué son importantes aquí)
  • Dos toallas, guantes, o esponjas de microfibra (Me gusta tener un par de guantes de repuesto en caso de que se me caiga una al piso)
  • Una toalla de secado, de preferencia chamois o microfibra tipo waffle

¿Por qué dos cubetas y dos guantes?

Las dos cubetas son para que tengas una para el agua limpia y jabonosa, y otra para enjuagar tu guante después de que esté lleno de tierra de tu auto.

Esto reduce la abrasión (rayado) en la pintura de tu carro pues deja la tierra en la cubeta sucia en vez de rellenar tu guante con sedimentos cuando la rellenas de agua jabonosa. A esto se le conoce como “el método de las dos cubetas.”

Los dos guantes son para que puedas usar uno para limpiar tus llantas y rines y la otra para el resto de tu vehículo.

¿Por qué? Porque el polvo de freno es desagradable y peligroso.

También vas a querer asegurarte de que tus toallas de secado están diseñadas para su uso en autos. Las toallas de baño y para secar personas pueden llegar a ser abrasivas y pueden rayar tu pintura.

Empezando

Sugiero que estaciones tu carro, camioneta o motocicleta en la sombra. También puedes lavar tu vehículo temprano por la mañana o en la tarde cerca del anochecer cuando el sol no está dando directamente.

Esto previene que el sol seque el agua jabonosa en tu carro antes de que puedas enjuagarlo. Las manchas de jabón suelen ser muy difíciles de quitar. También se ven muy mal.

Coloca tus filtros grit guard en las cubetas. Colócale la boquilla a tu manguera y la manguera a tu llave o grifo. Llena tus cubetas con agua.

Añade la cantidad recomendada de shampoo que está escrita en la botella en una de las dos cubetas.

¿Por qué añadimos primero el agua?

Añadimos el shampoo después del agua para no estar llenando de más la cubeta con espuma antes de intentar llenarla.

Agita el agua con tu guante de lavado para distribuir el shampoo y hacer espuma.

Si prefieres agua más espumosa, puedes llenar la cubeta con agua tibia de adentro de tu casa en vez de usar la manguera. El agua fría no mantiene tan bien la espuma.

A diferencia de lo que se suele pensar, la espuma no es necesaria para que el agua jabonosa limpie.

Primero las ruedas

washing car wheel by hand

¿Por qué primero las ruedas?

Aquí hay dos escuelas de pensamiento. Una es que previene que se sequen las marcas de agua en el resto de tu carro mientras lavas tus llantas y rines. La otra es que no quieres lavar el resto de tu carro y después salpicarle la mugre y polvo de freno de tus rines.

Advertencia: Asegúrate de que tus rines y frenos están frescos antes de lavarlos. Nunca es buena idea atomizar agua fría sobre metales calientes. Tampoco quieres que se seque tu agua de lavado antes de que puedas enjuagarla.

Empieza usando la manguera para mojar tus rines, llantas y tolvas (el área debajo del carro que rodea a la llanta, a veces cubierto por un panel de plástico. Tus llantas y rines van a ser lo más sucio de tu carro.

Saca unos de tus guantes de lavado y sumérgelo en la cubeta de agua limpia (la cubeta que tiene shampoo).

Limpia tus rines, uno a la vez, después tus llantas y después las tolvas lo mejores que puedas. Si tus llantas tienen un patrón propio que es difícil de limpiar con el guante, te podría ayudar mucho un cepillo para limpiar rines.

Siempre que tu guante se vea sucio, sumérgelo en la cubeta de agua sucia (la cubeta que solo tiene agua) y agítalo para quitarle la tierra, mugre y sedimentos. Vuelve a sumergir tu guante en el agua limpia para recargarlo de shampoo y continúa limpiando hasta que tus rines y llantas estén limpios.

Si estás batallando para quitarle la tierra a tus rines puede que necesites un buen limpiador de rines. El tema de los limpiadores de rines es algo complejo y por ahora simplemente usa un buen limpiador sin ácido y ph balanceado como el de P&S.

Enjuaga todo con la manguera.

Cuando termines con los rines y llantas cambia el agua de las cubetas antes de lavar el resto de tu automóvil. No quieres nunca usar el agua de los rines en tu pintura.

Arroja el guante usado en las llantas en la “pila para lavarse” para que no la vayas a usar en el resto de tu coche.

De arriba para abajo

washing top roof of car

Ahora, usa tu manguera para mojar el resto de tu carro, empezando de arriba hacia abajo y de enfrente hacia atrás.

El orden que prefiero es mojar el techo y las ventanas, después el cofre y la cajuela, después la fascia delantera, las puertas y la fascia trasera. Esto es porque la pero tierra tiende a acumularse en los paneles más bajos y los de atrás.

Toma tu segundo guante de lavado limpio y cárgalo de agua con shampoo de la cubeta limpia.

Empieza limpiando tu carro de arriba hacia abajo. Digo limpiando y no tallando porque se busca minimizar el rayado de la pintura. Deja lo de tallar para los platos y los sartenes.

Si sientes que tienes que tallar una mancha para quitarla entonces atomízale algo de quita insectos o alquitrán para suavizarlo para que no tengas que tallar. También puedes tratar con algo de presión de agua bien dirigida o con un detallador rápido o limpiador sin enjuague.

Como sea, continuemos.

Prefiero limpiar en pases individuales de derecha a izquierda. Si vas de enfrente hacia atrás terminas restregando la tierra que acabas de quitar en la pintura.

Personalmente lavo primero las ventanas, enjuago el guante en mi cubeta de agua sucia y después procedo a lavar el techo, el cofre y la cajuela.

Enjuaga con la manguera el jabón para prevenir que se seque cuando te mueves a otros paneles.

Después, con tu guante jabonoso limpio, limpia los paneles laterales de tu carro de enfrente hacia atrás. Enjuaga con la manguera.

Procede a limpiar tus fascias delantera y trasera.

Vivo en una zona con muchos insectos así que personalmente dejo mi fascia delantera para el final porque usualmente es una escena de asesinato de insectos y no quiero llevar esa suciedad a mis otros paneles.

Enjuaga tu carro con la manguera y admira la limpieza frente a tus ojos.

Desafortunadamente, no has terminado todavía. Todavía hay que secar el carro.

¿Por qué? Por las marcas de agua. Las marcas de agua nunca se ven bien.

Secado

Si tu auto está encerado y el agua todavía tiene propiedades hidrofóbicas, empieza quitándole la boquilla a tu manguera y llenando los paneles de tu carro con agua.

Otra vez, haz esto de arriba hacia abajo.

Notarás que el agua se resbalará y de hecho se va a llevar a sí misma hacia abajo, lo que te dejará con menos gotas que secar.

water_sheeting_before
Cuando el agua se resbala fácilmente, sin dejar casi gotas, se le conoce también como Water Sheeting
water_sheeting_after
Después de el efecto de Water Sheeting

Toma tu toalla. Mi preferencia es una toalla especial para el secado. Empieza a secar tu carro usando movimientos rectos de ida y vuelta.

No seques en círculos. Si accidentalmente llegas a rayar el carro, las líneas son más fáciles de quitar que los círculos.

A mí me parece más fácil secar los paneles verticales primero, como las ventanas, guardafangos y puertas porque tienen la menor cantidad de agua restante sobre ellos. Después procedo a secar el agua en los paneles horizontales como el cofre (capó) y el techo.

Si quieres aprender más sobre otros métodos para secar de manera segura un auto, revisa el artículo Guía para secar adecuadamente tu carro.

Una vez que la pintura está seca, procede a secar todas las manijas de las puertas, los rines y la bahía del motor con toallas de detallado multiusos. No quieres usar tus toallas de secado premium en estas zonas porque corres el riesgo de mancharlas.

Felicidades, tu carro está limpio, no tuviste que usar ningún equipo elegante y caro, y no “instalaste” ningún rayón innecesario, ¡prolongando así la vida de tu pintura!